viernes, abril 25, 2014

Temblor

La tierra como la conozco se me está moviendo, se está reacomodando. Me estoy resignificando. En nada un año. Seis meses después. 32 años y no reconocer. Perdidas, desencantos y desenlaces. Encuentros, coincidires, amares, muletas y caminares.

Hoy, más que siempre, sé que les tengo a ustedes, gracias mil, infinitos quereres, a mi lado todo el tiempo.

Ser guerrera, tener luz interna y saber que puedo caer y levantarme.


Porque es peciso perderse para volverse a encontrar.

No hay comentarios.: